viernes, 15 de junio de 2012

CORDILLERA DE LOS ANDES


Corresponde al cordón montañoso que va desde la Cordillera de Mérida en Venezuela, hasta Chile Austral, y forma parte de la larga franja de montañas que nace en Alaska y termina en la Antártica. 

Hace 150 millones de años América del Sur formaba parte de Gondwana, continente al que también pertenecían los territorios de África, la Antártica y Australia. A causa del movimiento experimentado por la placa Sudamericana, este continente comenzó a desplazarse en dirección al Oeste, montándose sobre la placa de Nazca. Por ello, los materiales sedimentarios del fondo oceánico que se encontraban en el margen occidental de América del Sur, se vieron sometidos a fuerzas que los plegaron hasta dar origen a la Cordillera de Los Andes. Esta cordillera emergió del fondo oceánico hace tres millones de años, y destaca no solo por sus grandes alturas, sino también porque, a diferencia de los macizos Guayanés y Brasileño, experimenta una intensa actividad sísmica y volcánica que continua en la actualidad.

La Cordillera de Los Andes posee una gran riqueza mineral: oro, cobre, plata, estaño, hierro, zinc y plomo. El volcanismo y la acción de las aguas subterráneas que se infiltran en el subsuelo, explican la presencia de tan alta concentración de recursos minerales.

Las características morfológicas de la Cordillera de Los Andes permiten distinguir tres grandes tramos en ella: los Andes Septentrionales, los Andes Centrales y los Andes Meridionales.

Los Andes Septentrionales:
Se encuentran en los territorios de Venezuela, Colombia y Ecuador, y se caracterizan por la presencia de fallas que los dividen en varias ramas. 




La Cordillera de Mérida, que corre paralela a la costa Norte de Venezuela, se originó por la subducción de la placa del Caribe bajo la placa Sudamericana. Esta Cordillera, en conjunto con la Cordillera de Perijá, rodea la cuenca del lago Maracaibo, donde se encuentran importantes yacimientos de petróleo. Estos dos cordones montañosos corresponden a dos brazos provenientes de la Cordillera Occidental de Colombia.

En Colombia, Los Andes se encuentran divididos en tres cordilleras: las Cordilleras Oriental, Central y Occidental, que se unen cerca de la frontera con Ecuador. Entre las tres cordilleras se forman importantes cuencas fluviales paralelas a Los Andes, como las de los ríos Magdalena y Cauca. La existencia de estos cordones montañosos paralelos ha propiciado que la población colombiana se haya desarrollado con gran autonomía cultural y económica en cada uno de sus valles.


(Nevados del Huila, Colombia)

En el territorio ecuatoriano, Los Andes se dividen en dos ramas cordilleranas, en medio de las cuales se encuentra la Región Interandina, que concentra la mayor parte de la población y es atravesada por cordones montañosos menores que unen ambas cordilleras.


Los Andes Centrales: 
Comprenden desde Perú, Bolivia y el Norte de Chile y Argentina, se caracterizan por poseer grandes altiplanicies. En esta zona Los Andes se ensanchan hasta 500 o 600 Km. Otra bifurcación de Los Andes a la altura de Bolivia, en las llamadas Cordillera Real y Cordillera Occidental, dejó entre sí una cuenca que posteriormente, fue rellenada por lavas volcánicas y materiales arrastrados por la erosión. 




De este modo se crearon, mesetas altas que se encuentran entre los 3 700 m y 400 m dé altitud, las que toman el nombre de altiplano o puna, constituyendo la zona de mayor ancho de la Cordillera de Los Andes.


(Altiplano de La Paz, Bolivia)

En el altiplano existen grandes salares, desde los le se extraen recursos como el yeso y otras sales ricas en calcio Las mesetas rodeadas de montañas del altiplano forman cuencas cuyas aguas no tenían salida al exterior; Por esta razón, las aguas superficiales y subterráneas, ricas en sales provenientes de los cerros volcánicos, se acumularon creando lagos algunos, al evaporarse, dejaron una costra de sales, dando origen a salares como el de Uyuni, en Bolivia, que corresponde al lago desecado más grande del mundo (10000 Km, Otros lagos, como el Titicaca, el Poopó y el Chungará, aún subsisten en el altiplano.


(Machu Picchu, Perú)


Los Andes Meridionales: 
Se ubica entre Chile y Argentina se caracterizan por un intenso volcanismo y por la existencia de valles de origen glaciar. Constituyen una unidad continua y angosta, por la cual los ríos fluyen perpendiculares ala cordillera en dirección al mar. Al Sur del rio Aconcagua, la presencia de glaciares se manifiesta en los característicos valles en forma de U.



Las máximas alturas de Los Andes se encuentran en los volcanes Aconcagua (7.021 m) y Ojos del Salado (6.885 m.) En la zona Norte, la placa de Nazca penetra más al Este bajo la placa Sudamericana, por lo que la altura de la cordillera y la depresión intermedia de Chile van disminuyendo hacia el Sur. A partir del seno Reloncaví, la cordillera disminuye en altura y toma el nombre de Cordillera Patagónica. 


(Andes patagónicos, Argentina)


En estas latitudes el mar penetra en sus valles, dando lugar a una costa de fiordos.  



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada